Desde 1946, Klipsch ha permanecido fiel a la visión de su fundador de producir productos de audio de gran calidad. Como una de las primeras empresas fabricantes de altavoces en Estados Unidos, Klipsch sigue siendo la marca referente, tanto de los amantes de la música como de los aficionados al Home Cinema de todo el mundo.

La compañía fue fundada por el legendario ingeniero de sonido Paul W. Klipsch, quien apostó claramente por el diseño de los altavoces horn-loaded.

La Klipschorm®, patentada en 1945, es considerada, aún a día de hoy, como la mejor gama de altavoces jamás fabricada y la única que lleva más de 60 años en constante producción.

Mientras que los diseños han cambiado con el paso del tiempo, la filosofía  del trabajo de Klipsch – tecnología horn-loaded - se ha mantenido constante. El sello distintivo de los altavoces y bocinas ofrecen una alta eficiencia, baja distorsión, directividad controlada y respuesta de frecuencia plana, lo que les permite una reproducción de mayor calidad y las características tonales del sonido en vivo.